Los vicios de dicción más empleados

Se conocen como vicios de dicción el empleo de palabras incorrectas que insertadas dentro de un discurso oral o escrito pueden generar en la audiencia o lector confusiones, incomprensiones del material o denotar tus niveles de estudio o experiencia en el tema. Los vicios de dicción puede ocurrir en distintos niveles, como el fonético, semántico, ortográfico, sintáctico o morfológico.

En oportunidades es muy difícil cambiar los vicios de dicción que se comenten con frecuencia y esto obedece a una resistencia al cambio, motivada a que la persona por la práctica constante los tiene arraigados en su esquema del habla. Lo más aconsejable es adecuarse a las normas establecidas en cuanto a su uso correcto, indistintamente del empleo que hagan los demás o las opiniones contrarias que emitan.

ejemplo de vicios de dicción

Los vicios de dicción más frecuentes son:

Vulgarismo, barbarismo, solecismo, dequeísmo, cacofonía y la monotonía. Haremos un breve repaso por ellos y mostraremos algunos ejemplos, quizás has incurrido o incurres en alguno de estos y lo ignoras porque el resto lo hace, lo percibes como aceptable y común.

Vulgarismos: Son todas aquellas palabras o expresiones empleadas en el dialecto popular de manera incorrecta. En este vicio de dicción se incluyen los términos que usan las personas comunes y corrientes de manera inapropiada. Hay infinidades de casos de vulgarismo, vamos a citarte algunos de tipo vocálico:

Cierre de la vocal e, delante o detrás de a, o delante de o, hasta pronunciarse prácticamente como una i:

Vamos para el tiatro (teatro)

Voy a golpiarlo (golpearlo)

Y bueno estoy cada día pior (peor)… ¡La verdad que sí!

Por asimilación: El sonido de una palabra experimenta un cambio por atracción de otro de la misma palabra. Miñique por meñique

Un error muy extendido es la realización de la segunda persona del singular de los pretéritos indefinidos con la adición vulgar de una –s final: Hablastes, comistes, sentistes por hablaste, comiste y sentiste.

Si eres proveniente de un país de habla hispana es muy común que pronuncies: Abogao, crúo, dormío o na por abogado, crudo, dormido o nada y consiste en la supresión de la consonante d cuanto esta entre dos vocales.

Barbarismos: Son palabras formadas incorrectamente o alteradas por la influencia de una lengua extranjera y, por tanto, no siguen las reglas que se usan. Ejemplos influenciar por influir, desapercibido por inadvertido, serio por grave…

Solecismos: Aquel vicio del lenguaje que consiste en cometer errores, faltas o alteraciones a las reglas dadas acerca del oficio y uso de las distintas partes de la oración.

Ejemplo por discordancia o falta de concordancia, cuando no existe conformidad entre género, número y persona.

Una poco de agua

Hubieron manifestaciones

Cuando se emplean de forma incorrecta las preposiciones:

De acuerdo a en lugar: De acuerdo con

Cuando se emplea incorrectamente los nombres o las variantes pronominales:

Yo volví en sí, en lugar de yo volví en mi

Dequeísmo: Se produce dequeísmo cuando se añade innecesariamente la expresión “de”, delante de “que”. Por ejemplo: Es probable de que se rechace la hipótesis nula, cuando lo correcto es que se rechace la hipótesis nula

Cacofonía: Es cuando ocurre la repetición de forma no intencional de un morfema que resulta desagradable al oído.

Tomando té te mejorarás

Monotonía: También conocida como pobreza léxica o del lenguaje y se da cuando nuestro vocabulario es muy débil, poco nutrido limitando o impreciso.

Ejemplo: Tiene el primer puesto en la competición, por ocupa el primer puesto en la competición Otro es: Hacer un edificio en lugar de construir un edificio.

¿Cuántos vicios de dicción cometes tú?

 

tesis como hacer

Ultimos Comentarios

  1. Jesús Barajas G May 10, 2017

Deja un comentario