¿Qué es una muestra y cómo se selecciona?

La muestra es una porción representativa de una población. Cuando se realizan tesis con enfoques cuantitativos, es decir, con análisis numéricos quizás debamos hacer un censo. Por ejemplo, si queremos hacer un estudio sobre métodos de enseñanza en niños en edad escolar, de un determinado distrito; no vamos a efectuar la investigación con todos los niños de la comunidad. Primero, se hace un censo para luego tomar la muestra significativa de ese universo de infantes.

Las muestras se enfocan en la selección de los participantes del estudio. Esta se saca en concordancia con el problema y el diseño de la tesis.

que es una muestra

Para seleccionar la muestra debemos empezar por definir la unidad de análisis, que no esta otra cosa, sino dónde y con quién se realizará la recolección de los datos. Por ejemplo: organizaciones, comunidad, instituciones, colegios, etc. Seguidamente podremos segmentar la población a través de la muestra.

Es indispensable que la muestra sea representativa, porque los resultados obtenidos el investigador los utilizará para generalizarlos a toda la población. Es el caso de las encuestas que se realizan con un grupo específico de participantes y los resultados abarcan un grupo más amplio de personas.

 

Cómo seleccionar una muestra

 

Partimos de la población y esta debe ser entendida como casos que comparten especificaciones. No necesariamente hace referencia a un grupo de personas, podrían ser animales, plantas, sucesos naturales, objetos, etc. Es deber del investigador determinar bajo qué criterios analizará las semejanzas para, así, obtener una población.

Esas semejanzas o características, si son definidas con claridad, sirven para segmentar una muestra concreta y con validez. Si nuestro interés es ejecutar un trabajo con estudiantes universitarios debemos responder a las siguientes interrogantes:

– ¿Universidades de todo el mundo o de un país?

– Si se trata de un país ¿Son todas las universidades o las de una ciudad?

– ¿Públicas o privadas?

– ¿Estudiantes de todas las carreras o una en particular?

– ¿De cuáles años o semestres?

– También es posible considerar otras características como: género, edad, calificaciones, intereses, etc.

 

Una vez que hayamos filtrado el universo de casos posibles, hasta dar con la población de nuestro estudio, vamos a elegir un subgrupo que será la muestra de nuestro diseño metodológico. Es posible que para seleccionar la muestra, primero se deba hacer un censo. En otros casos, de entrada contarás con el número total de la población que buscas reunir. Si tu intención fuera trabajar con los empleados de un departamento en una empresa específica, sería lógico que la institución contara con un registro de sus colaboradores.

Ahora si tu población tiene unas especificaciones muy detalladas quizás si debas realizar el censo. Con el mismo ejemplo de los empleados, puede ser que tú necesites a aquellos que tengan un grupo familiar particular o que vivan en un área y en condiciones exclusivas. En ese caso, puede que el departamento no cuente con la información que tú buscas y debas censar a la población.

Una muestra representativa es el equivalente de un 20 o 30 % del total de la población. Con estos porcentajes es posible generalizar los resultados. El investigador puede decidir trabajar con la población y no con la muestra, siempre y cuando, no se trate de una gran cantidad de participantes y sus recursos se lo permitan.

Ultimos Comentarios

  1. Miguel Romero Flores November 15, 2016
  2. Lissy Canal November 17, 2016
  3. Teresita Copa Flores November 18, 2016

Deja un comentario