¿Para qué sirve la tesis? La respuesta a esta pregunta universal

Respuesta simple: para graduarse. Por lo menos eso es lo que saben la mayoría de los estudiantes universitarios. Un requisito indispensable y no eternamente aplazable que debe cumplirse para conseguir el título, por el cual el estudiante se inscribió en la universidad. Aunque hay una parte de verdad, no podemos pensar que sea ese el fin primordial de la tesis, casi vista como un castigo cruel de la academia.

Existen miedos y mitos que se pasan de generación a generación de estudiantes como una especie de tradición del terror de la tesis: es una investigación sumamente complicada y difícil o la investigación de una tesis no tiene nada que ver con la vida cotidiana.

Si fuera cierto nadie se graduaría, no existieran profesionales y la universidad sería una pérdida de tiempo. Además, la investigación forma parte fundamental del desarrollo y evolución de la humanidad, todo lo que el hombre ha descubierto o inventado ha partido de una investigación. Todas las profesiones requieren de la investigación para su propio funcionamiento, desde la matemática al arte.

tesis-meme

 

Por qué es importante la tesis

 

Realizar una tesis es una oportunidad valiosa para utilizar lo aprendido en la carrera, pero no como una mera exposición de saberes adquiridos, sino como la puesta en práctica de la capacidad adquirida para proponer soluciones a través de un método de comunicación específico.

Aunque la experiencia en la universidad no haya sido del todo positiva, la tesis es la ocasión personal para transformar la experiencia de estudio es un recurso valioso de aprendizaje para otros y para sí mismo.

Por supuesto, la tesis también implica el alcance de un nivel óptimo de profesionalización que avala al estudiante para dedicarse a determinada actividad laboral. Supone un esfuerzo de especialización y perfeccionamiento en un área del conocimiento e incluso puede significar el alcance de la cúspide académica, en el caso de las tesis doctorales.

La complejidad y la amplitud de la tesis va a depender del nivel de estudio y del grado de madurez del estudiante, las tesis menos complejas suelen ser las de licenciaturas, mientras de las tesis de maestrías y doctorales requieren mucho más tiempo y dedicación.

En el caso de la tesis de pregrado o licenciatura los temas son, por lo general, mucho más modestos y lo que se exige en realidad es mostrar que se ha adquirido la aptitud para investigar un asunto, analizar los datos y presentar de forma ordenada y coherente la información obtenida, de manera tal que pueda ser de utilidad para otra persona de la misma área de estudio.

Muchos estudiantes cometen el error de dejar la tesis hasta el último momento, cuando los plazos de la universidad están por caducar y pretenden escribir un trabajo en pocas semanas, obviamente si lo lograran el trabajo sería mediocre. Lo único que necesitas para afrontar la tesis es la disposición a realizar un trabajo serio y dedicar unas cuantas horas diarias al estudio. Los resultados, además del título, son ciertas satisfacciones intelectuales que servirán para el futuro profesional.

proceso tesis meme

 

La tesis después de la carrera

 

Puede ser que una vez terminada la tesis nos olvidemos del tema y engavetemos el trabajo, pero eso no es relevante. Lo realmente importante de la tesis es la experiencia del trabajo hecho y, finalmente, el placer del trabajo propio y la recompensa intelectual por el esfuerzo.

La tesis es durante la carrera y después de ella un proceso de maduración personal que puede seguir dando frutos si el estudiante lo desea. Acertadas las palabras del escritor Umberto Eco: “Sin aquel primer trabajo no hubiera aprendido hacer el resto”

Nuestra intención es incentivarte a no abandonar el proceso y no a pensar que la tesis es un mal necesario, todo lo contrario con ella puedes perfeccionar tus cualidades y así estar más preparado para el campo laboral.

tesis como hacer

Ultimos Comentarios

  1. jua n October 21, 2016

Deja un comentario