¿Cómo hacer para que mi expresión corporal impresione de manera positiva al hablar?

En este artículo hablaremos acerca de los gestos y las posturas que debería adoptar el cuerpo al momento de hablar si queremos ser efectivos con los enunciados e intervenciones emitidas, pero nos centraremos en aquellos escenarios cotidianos, comunes que por no ser masivos no dejan de tener importancia o demandar ciertas acciones o comportamientos de nuestra parte.

Todos los días estamos comprometidos a conversar e interactuar con otros a pesar de tener contextos y propósitos diferentes. En el campo académico estas consideraciones toman realce e importancia y en el laboral o profesional mucho más, porque nos definen como interlocutores y determinan la influencia que tendremos sobre otros así como el alcance de sus reacciones.

expresión corporal al hablar en público

Imaginemos que requerimos hablar con un docente fuera del contexto de aprendizaje, pero dentro de las inmediaciones de la institución académica acerca de algunas solicitudes o demandas en torno a una discrepancia con una asignación o planteamientos hechos en clase. Otro escenario posible es que se nos otorgue la oportunidad de expresarnos con una autoridad para canalizar una inquietud en nombre de otros estudiantes, entonces tú…

Tienes un comportamiento vacilante, cuerpo encorvado, mirada perdida, esa como que busca en el cielo o en el suelo, manos que se agitan, pie que se mueve constantemente, expresiones de desagrado precipitadas, movimientos con la cabeza para indicar si o no mientras escuchas e invades casi el aura de tu interlocutor debido a tu proximidad… ¿Cuáles creen que sean los resultados?

Para evitar estas situaciones tomemos en cuenta tres (3) aspectos importantes para comunicarnos eficazmente. Los explicamos a continuación:

Contacto con el oyente: Se trata en principio de crear una atmósfera de conversación agradable… de esas que se suscitaban de manera espontánea cuando no existía el teléfono celular y las personas hablaban mirándose a los ojos… bueno esto se trata del mismo modo, de hacer sentir a tu receptor considerado y mantenerte presto a sus reacciones. Así que en esta clase de situaciones lo mejor es mantener el celular bastante distante.

Posición de tu cuerpo: Adopta una posición erguida, relajada, de alerta, que se refleje lo más natural posible. No hay una regla universal exacta que te diga como debes hablar con los demás, pero si existen infinidades de vicios que debes dejar atrás. El primero es aproximarte demás hacia el otro, adoptar una postura invasiva, muy próxima, donde no puedas tener una visión general de su cuerpo y expresiones.

Evita subir y bajar, balancearte de derecha a izquierda o sonar alguna parte de tu cuerpo como los dedos de las manos, tocar el cabello, recostarte de algún objeto, agitar alguna parte de tu vestimenta, como por ejemplo las mangas de tu suéter, ensanchar los bolsillos de tus pantalones… entre otras, como una bastante reprochable,  el interlocutor de pie y tú en una silla, sentado, porque estas cansado y quieres algo de comodidad.

Los gestos: Estos se dividen en convencionales  y los descriptivos. Sabiéndolos emplear resultan muy útiles y necesarios porque te van a permitir enfatizar, atenuar, calificar o subrayar ideas. También ayudan a mantener la atención del otro con quien conversas.

Por lo tanto, todo movimiento que hagas de manera intencional y pensada de tu cabeza, de tus brazos, hombros y manos para reforzar y demostrar, se califican como gestos.

Entre los convencionales tenemos los empleados para señalar o indicar, para dar o recibir, para hablar de distancias, de alturas, para rechazar, para solicitar un alto, para dividir, para hacer un llamado de atención.

Entre los descriptivos esta el encogimiento de hombros, los movimientos de la cabeza, las expresiones faciales de las emociones (pero bien guiadas) y la personificación.

Ahora cuéntanos ¿Cómo hablas tú? 

 

tesis como hacer

Ultimos Comentarios

  1. Noemí Lopez April 30, 2017
  2. MARUJA Ruiz May 8, 2017

Deja un comentario