La entrevista: una modalidad de cuestionario para la tesis

La entrevista es un instrumento de recolección datos a partir de la interacción de dos partes: el entrevistador y el entrevistado. Si bien es un cuestionario, este mecanismo supone la intervención de una persona calificada o entrenada que deberá conducir la aplicación del instrumento. Esta figura es una especie de mediador que guía la recolección de información, organiza y controla la aplicación del cuestionario y registra las respuestas.

Las entrevistas van a requerir de un personal que pueda hacer el papel de filtro entre el instrumento de medición y el participante, pero sin alterar o modificar los datos obtenidos. Por eso es muy importarte que el entrevistador conozca a la perfección el cuestionario y la finalidad del mismo, además debe comprender totalmente las preguntas y no influir para conseguir o manipular la naturaleza de una respuesta.

Cuando son personales, las entrevistas deben contar con un moderador que no juzgue o apruebe, por medio de gestos o palabras, las opiniones expresadas por los participantes. Tampoco debe intimidar a los entrevistados. La función principal de este intermediario es guiar al participante durante la entrevista, mantener su interés y concentración para lograr la culminación exitosa del cuestionario.

tesis hacer encuesta

 

Cómo se debe conducir el entrevistador

 

– Siempre con amabilidad, cordialidad y respeto.

– Transmitir seguridad

– Ser neutral en cada entrevista y no dar a entender que una respuesta es mejor que otra.

– Estandarizar su locución sin perder la naturalidad.

– Expresar de forma breve, sencilla y clara, eso es muy importante.

 

El investigador es el encargado de crear el cuestionario y de seleccionar a la persona o grupo idóneo para realizar la entrevista. En sus manos está capacitar al personal y coordinar sus actividades. Una recomendación es buscar personas con características semejantes a las de los participantes del estudio (edad, estudios, género, etc.). Esto puede ayudar a ganar receptividad.

 

Características de las entrevistas

 

– La presentación o comienzo, al igual que el final, deben estar perfectamente claros para ambas partes. En el formato de la entrevista es necesario que aparezca redactado.

– La entrevista debe ser hecha en condiciones similares en todos los casos.

– La dinámica del cuestionario debe ser una pregunta y una respuesta. No realizar dos interrogantes juntas.

– Evitar la intervención de terceros, puesto que pueden alterar el proceso de la entrevista.

– Preferiblemente utilizar preguntas cerradas, sin ambigüedades o imprecisiones.

– Elegir una locación propicia que genere comodidad, en el caso de las entrevistas personales.

– Deben realizar según un cronograma y en un lapso de tiempo específico. Además, se deben trazar expectativas de entrevistas realizadas por día o por hora, según sea el caso.

 

Entrevistas telefónicas

 

La diferencia con las entrevistas de “cara a cara” está en el medio para comunicarse con el participante. En estos casos, el aspecto o los gestos del entrevistador no importan, pero si su expresión clara, la pronunciación correcta y la entonación.

Una entrevista telefónica puede tener una gran receptividad y es un modo más rápido y sencillo de recolectar los datos. Implica menos costos. Igualmente, es muy útil en las situaciones en las que es difícil acceder a los lugares donde se encuentran los participantes del estudio.

Para realizar entrevistas de este tipo es necesario tomar en cuenta los siguientes aspectos:

– Es pertinente enviar una notificación al entrevistado del propósito del estudio y la finalidad del cuestionario.

– Las llamadas se realizan en el momento acordado o en horas oportunas.

– Al momento de la entrevista, verificar si se habla con la persona indicada según la muestra.

– Utilizar instrumentos con interrogantes breves, sencillas de explicar y entender.

– Si la entrevista será grabada contar con la aprobación del participante.

Deja un comentario