El planteamiento del problema en investigaciones cuantitativas

El planteamiento en líneas generales es la delimitación y caracterización de la situación o fenómeno a investigar, el cual recibe el nombre de “el problema”. En otras palabras, es aquello que el investigador ha estimado es un asunto sin resolver o que no ha sido estudiado lo suficiente. Esto con la intención de ofrecer alguna solución o, por lo menos, una explicación más profunda y detallada que aclare la naturaleza del problema y, consecuentemente, implique una compresión total del tema.

Cuando se trata de investigación con enfoques cuantitativos, el planteamiento del problema sigue un paradigma de organización específico, que se puede diferenciar de modelo seguido por los estudios cualitativos, ensayos, monografías u otros trabajos de corte académico.

El planteamiento del problema cuantitativo comienza luego de la elección del tema de la tesis. Es muy importante que primero se verifique la validez de la idea de donde ha germinado el tema, pues el planteamiento no es otra cosa, sino la afinación y ampliación de esa idea original de investigación.

plantear problema en investigaciones cuantitativas

En ese proceso también van a influir la delimitación de la tesis y las propias habilidades del investigador, sus conocimientos y las fuentes de información que tenga disponibles.

 

Cómo abordar el planteamiento del problema desde el enfoque cuantitativo

Primero se parte de la premisa de que el planteamiento es la exposición del fenómeno a estudiar y la perspectiva desde la cual será analizado, es decir, la postura u opinión del investigador con respecto al problema detectado. También se debe mostrar alguna relación con conceptos o variables que, posteriormente, servirán para elaborar las consideraciones teóricas (marco teórico).

El problema debe estar expuesto en forma de pregunta, puede ser una o varias interrogantes, pero deben expresar el sentido de la investigación. Por ejemplo:

  • ¿Qué efecto…?
  • ¿En qué condiciones…?
  • ¿Qué pasaría…?
  • ¿Cuáles son las probabilidades…?
  • ¿Cuál es la razón/ motivo/ causa…?
  • ¿Cuáles son las relaciones o diferencias…?
  • ¿Cuáles con las consecuencias…?

 

Las interrogantes de la investigación deben cumplir con unos requisitos:

  1. El más importante: que todavía no se conozca la respuesta, de lo contrario ¿Para qué llevar a cabo el estudio?
  2. Que se puedan responder a partir de la evidencia o datos recolectados de la realidad. Es decir, que se puedan cuantificar y comprobar
  3. Las interrogantes deben llevar a un conocimiento importante que aporte al área de estudio donde se enmarca el trabajo.

Especificar los objetivos, es decir, manifestar las pretensiones del estudio. Hay un objetivo principal y objetivos específicos. El principal es el argumento fundamental del trabajo, lo que se busca lograr y conseguir, se trate de hallar una solución al problema, comprobar una teoría o dar evidencias.

Luego vienen los objetivos específicos, cada uno de los pasos o procesos que se deben cumplir para alcanzar el objetivo principal. Son guías de trabajo que se deben expresar de forma precisa, clara y en orden secuencial, desde el primer paso hasta el último. Se redactan en forma de acción, con verbos en infinitivo. Por ejemplo:

  • Evaluar, analizar, determinar.
  • Caracterizar, probar, examinar.
  • Recolectar, comparar, diferenciar.
  • Elaborar, actualizar, formalizar.
  • Compilar, editar, verificar.

La cantidad de cantidad de objetivos específicos va a depender del tema, pero no es recomendable colocar demasiados porque se podría complicar el desarrollo de la investigación. Cuatro objetivos específicos es un número razonable.

Finalmente, la justificación de la investigación que debe decir el porqué del estudio, su importancia y las consecuencias que podrían derivarse de no realizarlo. Se hace a través de una exposición de razones que muestren lo positivo y necesario de la investigación, si aplica también se pueden colocar los beneficios o soluciones del estudio y su posible impacto en una realidad específica.

En este punto se evalúan las conveniencias, implicaciones prácticas, el valor y la utilidad del tema propuesto, pero no se deben hacer juicios morales o éticos. Es importante recordar que el enfoque cuantitativo es objetivo y no subjetivo.

Ultimos Comentarios

  1. Leonardo Jofré November 5, 2016

Deja un comentario