¿Dónde conseguir una idea para la tesis?

Si eres estudiante universitario y estás culminando las materias para posteriormente comenzar la tesis, entonces, este artículo es para ti. Primero, no entres en pánico, nosotros somos expertos en el tema y nos dedicamos a ayudar a estudiantes como tú. Segundo, la tesis, si bien es un trabajo que necesita dedicación, no es algo imposible o superior a tus capacidades y habilidades. Recuerda esto: es un estudio para demostrar lo aprendido a lo largo de tu carrera.

Para iniciar la investigación necesitamos una idea del tema que vamos a tratar, pero qué sucede si todavía no tenemos uno. Es en los últimos semestres y años de estudios, cuando comenzamos a pensar sobre la tesis y un posible tema, buscamos ideas que luego se puedan desarrollar. Por ese motivo nos gustaría compartir contigo una manera sencilla de encontrar ideas.

donde conseguir ideas para la tesis

Se trata de estar atento

Todo trabajo de investigación requiere originalidad para plantear el estudio novedoso de un tema, sabemos que cada día es más difícil dar con algo completamente nuevo. Sin embargo, así se vaya a tratar un asunto ampliamente conocido, tu motivación como tesista debe ser mostrarlo desde una perspectiva diferente o poco estudiada. Como estamos inmersos en los estudios universitarios se nos puede dificultar dar con una o varias ideas únicas, puesto que nuestra fuente de información principal son las materias y todo ya está probado. Entonces, ¿dónde podemos buscar? En el ambiente, lo que nos rodea, hasta en nuestras actividades cotidianas.

Todo cuando forma parte de nuestro contexto es valioso. Las experiencias personales, laborales y estudiantiles enriquecen nuestra percepción, si eres atento podrás descubrir ideas genuinas con las que luego puedas elaborar temas más complejos para tu tesis. Por ejemplo, los proyectos factibles surgen generalmente de las propias necesidades de estudiantes que posteriormente buscan ayudar a su comunidad. Las conversaciones con profesores, colegas, amigos y compañeros de estudio, hasta tus propias intuiciones sirven.

Los libros, periódico, revistas, artículos especializados y otros documentos académicos son fuentes de novedades. Sucede que cuando se lee un artículo quedan en el aire algunas dudas, estas podrían convertirse en excelentes ideas para tu tesis. Tampoco olvides todo lo que ahora aparece en formato audiovisual: series, películas, radio, televisión, videos, etc. Por supuesto, Internet y toda su capacidad informativa son fuentes inmediatas de ideas.

 

Ninguna idea es mejor que otra

Si la idea proviene de un libro teórico muy complejo o simplemente en una conversación informal no es relevante. Eso no afectará la calidad de tu trabajo o la pertinencia de tu estudio. Lo realmente importante es convertir esa idea en un tema concreto, que puedas desarrollar para tu trabajo de grado.

Si tienes una o varias ideas, investiga un poco sobre ella y conversa con tus profesores y compañeros de clase. Esto te ayudará a ir precisando el tema y cuando lo tengas listo, solo te faltaría comenzar la tesis. ¡Ánimo!

tesis como hacer

Deja un comentario