Encontrar antecedentes para tu investigación en simples pasos (Parte 1)

Los antecedentes forman parte de la fundamentación teórica de un problema de investigación, su búsqueda, en oportunidades, resulta infructuosa debido a concepciones erradas acerca de lo que significan y procedimientos incorrectos en la práctica durante las indagaciones, que terminan en apresuradas conclusiones, resumidas en “no hay antecedentes de mi trabajo”.

En principio es importante definir qué se entiende por antecedente. Tamayo y Tamayo (2004) en el texto denominado El Proceso de la Investigación Científica, nos dice:

Se trata de una síntesis conceptual de las investigaciones o trabajos realizados sobre el problema formulado con el fin de determinar el enfoque metodológico de la misma investigación. El antecedente puede indicar conclusiones existentes en torno al problema planteado (…) Consultando antecedentes libramos el riesgo de investigar lo que ya esta hecho. Pág. 146

Por su parte, García (2004) en el libro La Tesis y el trabajo de Tesis menciona los datos o informaciones que debemos recopilar al momento de precisar uno:

(…) de cada trabajo se cita el título, autor y autores, lugar de presentación, fecha, problema, objetivo e hipótesis, definición objeto de estudio y aspecto, procedimientos, resultados y conclusiones. (…) la inclusión de comentarios y apreciaciones del autor o autores del proyecto, relativas a las aportaciones y a la relación que su propuesta guarda con dichos antecedentes, son obligados. Pág. 31

antecedentes de investigación

Pues bien, ya establecida su definición y la estructura general que debe reunir su redacción al momento de presentarse en el discurso del trabajo, pasamos a los errores más frecuentes durante su búsqueda:

  1. Ubicar antecedentes por similitudes en los nombres de las investigaciones, sin hacer una lectura general del trabajo previo al que se pretende desarrollar. Estos casos obedecen a investigadores que durante las indagaciones se limitan a buscar leyendo solo los títulos y si estos no se asemejan lo descartan de inmediato.
  2. Precisar solo trabajos de investigación presentados para optar al mismo grado que estos aspiran. Esto quiere decir que no incluyen en su búsqueda investigaciones de orden superior. Por ejemplo, no toman en cuentan artículos de investigación y si pretenden alcanzar el título de licenciados, no revisan trabajos de grados elaborados por maestrantes o tesis doctorales.
  3. Redactar los antecedentes limitándose a revisar tan sólo el resumen. Todavía cuando este apartado de la investigación debería reunir lo más relevante acerca del trabajo, es obligatorio hacer una revisión general de material para así precisar sus alcances, vínculos y relaciones.

Entonces… ¿Qué debemos hacer? Comienza la búsqueda:

  1. Primero precisa si examinarás investigaciones nacionales o internacionales. Si te decides iniciar por las nacionales, enlista las principales casas de estudio de la región y si tienen banco de datos o biblioteca virtual para así revisar sin la necesidad de trasladarte hasta su infraestructura.
  2. Luego delimita los años de las investigaciones. Muchas academias exigen antecedentes de hasta cinco (5) años previos a la investigación en desarrollo.
  3. Otra vía es tan solo colocar en el buscador de Google el tema de la investigación seguido de las siglas en inglés pdf para así discriminar que solo ubicará documentos en ese formato de almacenamiento. Con esta acción desechas blogs u otros tipos de documentos que no tienen peso en estos casos.

En resumen, un antecedente nos pone en contexto, nos hace un piso firme sobre el que podamos iniciar nuestro trabajo, aclarándonos qué se ha hecho, qué no sobre el tema escogido y cuáles ya han sido los caminos recorridos para alcanzar resultados en esa área.

En el siguiente edición: “Encontrar antecedentes para tu investigación en simples pasos (Parte 2)” nos iremos a la práctica, plantearemos un tema e indagaremos acerca de sus antecedentes.

tesis como hacer

Ultimos Comentarios

Deja un comentario