¿Cómo acondicionar un espacio para el estudio?

Tener éxito en los estudios no solo se trata de combinar buenas técnicas, estar motivados, concentrados y prestar atención, si pensamos con detenimiento precisaremos que es todo un conjunto de aspectos y situaciones a considerar entre las que destacan el ambiente o espacio y su acondicionamiento.

Dependiendo como sea tu espacio de estudio será tu rendimiento académico, pues los factores ambientales y el lugar que escojamos para desarrollar esta actividad es definitorio. No todos los sitios son propicios para el estudio y cuando cualquiera te parece adecuado estas subestimando este aspecto. ¿No te ha pasado que en un transporte público te encuentres con una joven memorizando los apuntes de su cuaderno?

¿Qué opinión te merece? ¿Te parece que esta ordenado, silencioso, ella esta cómoda y además disfruta de intimidad? No verdad y esto se debe a que debemos tener un recinto, un espacio idóneo para el aprendizaje, el cual debe contar con iluminación, silencio, buena temperatura, ventilación y alejado de elementos distractores.

Así como debemos organizar nuestras ideas y apuntes, también nos corresponde hacerlo con el ambiente donde decidamos ubicarnos. A continuación los pasos a seguir para contar con un espacio de estudio acorde a nuestras demandas:

El lugar de estudio:

espacio para estudiar

  1. Puede ser una biblioteca o una sala de estudio. Escoge siempre un mismo lugar, es decir, establece un espacio fijo, uno que alerte al cerebro y le emita el mensaje de ¡a estudiar!
  2. Mantenlo limpio y ordenado.
  3. Dispón en este solo lo necesario para estudiar, un escritorio, un archivo, un estante y una buena silla.
  4. Retira de este lugar las distracciones visuales y auditivas.

La iluminación:

estudiar con luz natural

  1. Lo ideal es la luz natural, pero es muy difícil poder contar con esta, entonces usemos la artificial, de color blanca.

La ventilación y la temperatura:

  1. Si el ambiente esta muy frío entonces nos incomodará con enfriamiento del cuerpo, lo que quizás ocasione el ir con frecuencia al baño e interrumpir nuestro horario de estudio. También puede causar fatiga e incomodidades a nivel respiratorio.
  2. Por el contrario si el aire no circula nos dará fatiga, cansancio y muchas ganas de dormir.

Postura corporal:

Lo ideal es estudiar sentados en una silla junto a la mesa o escritorio, pues esta postura nos mantendrá atentos, activos y erguidos debido a que nuestra espalda se mantiene recta. Ambas piernas deben formar un ángulo recto y los pies deben apoyar el suelo o piso. Coloca tus antebrazos sobre la mesa para darte soporte y balancea un poco tu cabeza y la parte alta de tu espalda hacia adelante.

mala postura corporal al estudiar

Este aspecto es importante porque evitará que sufras de lesiones, que te de algún calambre o que te quedes dormido. Existen estudiantes que acostumbran a realizar sus asignaciones en la cama, leer tendidos en un sillón o colgando de una hamaca o chinchorro, descártalas pues no favorecen el aprendizaje.

Entre tus ojos y el texto debe existir una distancia de 30 cms. Mantén tu vista de forma perpendicular.

Consideraciones finales:

Evita estudiar comiendo y el ingerir bebidas con cafeína, por el contrario, ten contigo un vaso con agua.

La altura ideal de la mesa debe de estar en relación con la altura de la silla.

Evitemos usar sillones demasiado cómodos, pues terminarán produciéndonos sueño. Tampoco aquellos con los que te distraigas graduando su altura… “en un sube y baja”.

Si entre tus mobiliarios dispones de un estante que su uso sea para guardar las cosas con cierto criterio que te permita encontrarlas nuevamente y así evitas dejarlas regadas por toda la casa y perder tiempo en su búsqueda cuando se necesiten.

 

tesis como hacer

Deja un comentario