5 Consejos para la recolección de los datos de la tesis

Cuando tenemos el diseño metodológico y ya establecimos los parámetros para el procesamiento de la información, entonces, podemos comenzar la recolección de los datos. Estos son las piezas de información, que luego de estudiadas, nos ayudarán a concretar los resultados de la tesis.

En esta ocasión te traemos una serie de consejos para guiarte y facilitarte el proceso:

tesis recolección de datos

 

1- Haz un plan de trabajo

Para recolectar datos debemos tener un plan de estrategias que nos indique los pasos a seguir. Al momento de trazar tu plan de trabajo considera las siguientes cuestiones:

  • La fuente de los datos: dónde vas a conseguirlos, ya sea a través de personas, por un experimento, observación de fenómenos, libros o archivos. También, ten presente las variables, es decir, aquello que medirás.
  • La muestra: si está bien definida y seleccionada.
  • El instrumento que vas a utilizar para la recolección: pueden ser entrevistas, cuestionarios, registros de observación o algún instrumento mecánico.
  • Los recursos: qué materiales vas a necesitar, personal, costos. Todo lo que requieras para llevar a cabo la investigación.

 

2- Establece los valores de medición

Antes de recolectar es preciso que conozcas cómo vas a catalogar la información obtenida. Por eso es muy importante, a estas alturas, tener al marco teórico resulto. Es lógico que, a partir de los conceptos que hayamos desarrollado, es que podamos establecer los valores de medición.

 

3- Asegúrate de que tu instrumento de medición es confiable y válido

Para que un instrumento sea confiable es imperioso que pueda producir resultados iguales con el mismo sujeto u objeto, cuando se aplica de forma repetida. Si se intenta medir la altura de ciertos edificios y en un primer intento se registra 20 metros, al día siguiente 35 metros y, luego, 50 metros, el instrumento de medición no es confiable.

Por otro lado, la validez se aplica a la real capacidad que tenga el instrumento de medir la variable en cuestión. Esto aunque parezca sencillo, no necesariamente lo es. Sobre todo cuando se trabaja con variables con carga subjetiva como opiniones, gustos, actitudes. Con la intención de aclarar las dudas, debes pensar si tu instrumento realmente mide lo que necesita ser medido y no otra cosa.

 

Para no errar en el intento verifica estos aspectos de tu instrumento:

 

  • El dominio sobre el contenido de los datos a recolectar: si buscas estudiar el conocimiento que tiene un grupo de adolescentes sobre los efectos del consumo de sustancias ilegales. No puedes solo contemplar lo que saben sobre tal o tal otra drogra, debes tomar en cuenta todas las sustancias catalogadas como ilegales. Es decir, tu instrumento debe tener control sobre todo aquello que se desea o pretende estudiar.
  • El instrumento debe ser la aplicación práctica de lo expuesto en el marco teórico. Por eso no es posible aplicar la metodología, sin tener desarrolladas las bases conceptuales.

 

4- Evita la improvisación y el desorden

Cada proceso requiere de reflexión. En las tesis lo más importante es la investigación, mientras la redacción viene después. Si nos apuramos y hacemos un instrumento cualquiera por salir del paso, seguramente no tendrá confianza, ni validez. Nuestros resultados tampoco y, en consecuencia, todo nuestro trabajo se verá perjudicado.

 

5- contextualiza tu instrumento

No copies instrumentos que fueron diseñados para contextos diferentes al de tu tesis. Debes atender a la realidad de tu investigación y adaptarte al tiempo de tu trabajo, igualmente, ten presente el perfil de tus participantes, cerciórate que el instrumento esté al alcance de la su comprensión.

Deja un comentario