4 Consejos de APA para la redacción académica

Las Normas APA abarcan todos los elementos relacionados con la divulgación del conocimiento científico y académico, por eso la redacción tienen un espacio importante dentro de las reglas y consejos de la Asociación Americana de Psicología. De nada sirve que logremos investigar a profundidad un tema y acumulemos grandes cantidades de conocimiento si no somos capaces de darlo a conocer. Y lo más importante, con claridad y sencillez.

Además, debes tener en cuenta que los trabajos académicos exigen un modo de redacción particular, que se caracteriza por un estilo directo, objetivo e impersonal. En ocasiones nos acostumbramos a escribir privilegiando nuestros juicios personales, por lo que debes estar atento y evitar estos casos que restarán seriedad a tus textos.

Como verás no se trata de convertirse en un escritor profesional, sino de dominar ciertos criterios que te servirán para todos los trabajos que desarrolles dentro y fuera de la universidad. Como bien dicen, la práctica hace al maestro. Así te dejamos los siguientes consejos de APA para la redacción académica.

consejos para la redacción académica

 

Cuida la redacción de tus verbos

Los verbos son el elemento más importante de cualquier oración y en los trabajos académicos sirven para: argumentar las ideas, exponer las actividades realizadas y los resultados obtenidos. Las Normas APA siempre recomiendan privilegiar la voz activa de los verbos. ¿Qué es eso? Con la voz activa se destaca que un sujeto realiza una acción. Por ejemplo:

“El profesor explicó las instrucciones”

Mientras que la voz pasiva invierte el sentido de la oración relegando la importancia del sujeto y destacando la del objeto, en este caso, las instrucciones: “Las instrucciones fueron explicadas por el profesor”.

Para los trabajos académicos siempre se aconseja el uso objetivo de la voz directa, así se evitan imprecisiones o ambigüedades que pueden confundir a los lectores. Igualmente, es mejor utilizar un tiempo pasado o pretérito en las oraciones. Por ejemplo:

“Álvarez (1997) analizó los resultados” y no “Álvarez (1997) analiza los resultados”.

 

Mantén la concordancia entre el sujeto y el verbo

Es muy importante para mantener la claridad de la expresión que los verbos de tus oraciones coincidan con los sujetos (singular o plural).

Es correcto decir:

“Las organizaciones educativas son centros de manifestación del conflicto”

“El resultado obtenido demostró que los encuestados”

Es incorrecto:

“Las organizaciones educativas es centro de manifestación del conflicto”

“El resultado obtenidos demuestra”

 

Evita las repeticiones innecesarias

Las Normas APA recomiendan eliminar repeticiones en la redacción y, en cambio, darle fluidez a las ideas. No es necesario repetir las mismas palabras, si con menos podemos dar la misma idea. Un mecanismo sencillo es suplantar los nombres por sustantivos de indiquen lo mismo. También puedes enriquecer tu texto con el uso de pronombres, no es necesario repetir los nombres si la comprensión del texto así lo permite. Recuerda que ser formal en el estilo, no significa que no podamos facilitar la lectura de nuestros trabajos. Por ejemplo:

“González y Martínez (2005) estudiaron las consecuencias del alcoholismo en los grupos familiares, de las zonas rurales. Los autores llegaron a la conclusión”.

 

Coloca los adjetivos y los adverbios en el lugar indicado

Es un consejo sencillo de seguir. Verás, los adjetivos se utilizan para modificar o agregar cualidades a los nombres y sustantivos; mientras que los adverbios son para los verbos. Las Normas APA aconsejan mantenerlos junto a las palabras que les corresponden en cada caso.

Por ejemplo, en los siguientes casos está bien escribir:

“El participante declaró repetidamente que había ingerido sustancias prohibidas”.

Pero no es correcto: “El participante declaró que había ingerido sustancias prohibidas repetidamente”. Si te fijas la primera oración es clara, mientras la segunda presenta un significado completamente diferente.

Estas simples recomendaciones te ayudarán mantener la claridad y el buen estilo en todos tus trabajos académicos. No necesitas convertirte en un experto de la redacción, si sigues estos simples consejos verás como mejora la legibilidad de tus escritos.

Ultimos Comentarios

  1. FERNANDO MORALES February 23, 2017
  2. Francisca Diego Olite March 15, 2017

Deja un comentario